SIBAIX GROUP


Noticias

El PC no ha muerto: los mejores portátiles para cada presupuesto

El día ha llegado: toca cambiar nuestra vieja cafetera llena de virus y entrar por la puerta grande en el siglo XXI. Decidir qué portátil se adapta mejor a nuestras necesidades no es tarea fácil. El presupuesto disponible no es el único factor en cuenta, pues muchas veces se pasa por alto una pregunta sencilla y fundamental: ¿qué uso le doy al ordenador?

Si queremos una máquina capaz de mover los juegos más exigentes, un portátil ‘gamer’ que no escatime en potencia ni pantalla es la mejor opción. Si solo lo necesitamos para trabajar fuera de casa, un pequeño y cómodo MacBook Air puede satisfacer nuestras necesidades. En Teknautas, hemos seleccionado unos cuantos equipos pensados para diferentes usos y presupuestos.

el-pc-no-ha-muerto-los-mejores-portatiles-para-cada-presupuesto

Como insiste siempre nuestro compañero Alfredo Pascual, la clave de un portátil está en su procesador, el ‘motor’ del dispositivo. Más importante que recomendar marcas o modelos concretos, lo importante a la hora de adquirir un ordenador es saber qué elementos mirar para valorar su relación calidad-precio. A grandes rasgos, los procesadores i3, i5 e i7 definen las gamas bajas, media y altas. Otros puntos clave a tener en cuenta es la presencia de una unidad de estado sólido (SSD) así como la tarjeta gráfica. Empecemos por lo más sencillo:

Lo mínimo es suficiente

Aunque es posible comprar un portátil por menos de 300 euros, en Teknautas recomendamos no escatimar tanto y vamos a comenzar con esa cifra. Por menos de 400 euros es posible encontrar el HP 250 G4 i3, cuyo procesador i3-5005U -de gama baja, por supuesto- destaca por su rendimiento. Dispone de 4 GB de memoria RAM y un disco duro de 500 GB. La pantalla, de 15,6 pulgadas, hace que no sea incómodo sacarlo de casa sin tampoco pecar de pequeño.

Es imposible esperar un gran rendimiento y esperanza de vida de estos portátiles tan básicos, pero son más que suficientes para las tareas más básicas: quien solo necesite usar Word y Excel, navegar por internet, mandar correos electrónicos y poco más, puede hacerlo sin problemas por poco dinero. Un consejo para aquellos que deseen buscar otros modelos por su cuenta: huyan de los procesadores Celeron, inferiores a los i3, a menos que quieran gastar lo mínimo posible.

Con poco me conformo

Saltamos a la gama media, encabezada por los i5. Este tipo de portátiles cae un poco en tierra de nadie: ni baratos, ni caros; no destacan en ningún aspecto. Antes de comprar un equipo de 500 euros, cabe pensar si no podríamos apañarnos con algo más barato… o hacer un pequeño esfuerzo y adquirir a cambio un ordenador de mucha más calidad.

Estos equipos de menos de 700 euros permiten salir del paso a aquellos usuarios intermedios que no necesiten jugar a nada demasiado exigente. Una opción en este rango son los MSI CR62 que, aunque la página del fabricante asegura que cuentan con un i7, pueden encontrarse con un i3 por menos de 600 euros. Por esta cantidad también encontramos este Asus ‘todoterreno’.

Lo quiero todo

Si lo que necesitamos es un ‘señor portátil’, existen gran cantidad de opciones por debajo de los 1.000 euros. Si queremos un ordenador equilibrado que además podamos llevar de viaje, podemos probar con este HP Pavilion que combina un imprescindible SSD con una buena tarjeta gráfica, y todo en unas prácticas 15,6 pulgadas de pantalla. También en esa franja de precios encontramos este Dell.

imagen-sin-titulo

‘Monstruos’ para jugar y ver películas

Algunos usuarios, aunque prefieran comprar un portátil a una torre, no mueven apenas el ordenador. En su lugar, prefieren una máquina con gran potencia y pantalla que les permita jugar, editar fotos y ver series con la mayor comodidad. Varios miembros de Teknautas han adquirido un MSI de estas características en los últimos meses y podemos dar fe de su utilidad.

Por menos de 1.500 euros tenemos ejemplos como este MSI de la serie GE72 que combina un procesador i7 de sexta generación con un SSD de 256 GB. Todo con una pantalla de 17,3 pulgadas y un sistema de audio de sorprendente calidad que lo hacen apto para los usos más exigentes.

Necesito máxima movilidad

Quienes necesiten un portátil pequeño, ligero y fino pero con potencia suficiente para trabajar e incluso editar vídeo y fotos, tienen en los MacBook Air la respuesta. Siempre y cuando no seamos amantes de los videojuegos, estos portátiles son la mejor opción para aquellas personas que no pueden salir de casa sin su ordenador. El problema, como siempre que hablamos de Apple, es el precio, que comienza en los 1.000 euros. A cambio, tendremos un pequeño matón de 11 pulgadas -o 13, si lo preferimos-.

Aquellos que necesiten máxima movilidad pero no quieran gastar tanto -o tengan tirria a Apple- pueden apostar por un ‘ultrabook’. Estos portátiles compiten en ligereza con un MacBook Air pero, por desgracia, si no queremos escatimar en potencia el precio puede alcanzar sin problemas los 1.000 euros. Por debajo de ese presupuesto tenemos opciones como los Asus Zenbook, con una pantalla de 13,3 pulgadas.

información extraída de ElConfidencial

Josep Mª Yepes

Josep Mª Yepes